A ver, vamos a ser sinceros: ¿A quién le apetece comer brócoli hervido y pechuga de pollo a la plancha sin nada, cuando hay gambas en tempura, patatas fritas, cervecitas y mai tais esperándonos? La cuestión es: ¿Hace falta comprar fat pants, es decir, pantalones 2 tallas más grandes antes del embarque, para ponérnoslos a la vuelta? ¡QUÉ HORROR! La respuesta es un gran NO, siempre y cuando sigas esta guía sencilla y práctica que hemos preparado… No dejes de comprar la revista y empaparte del resto!!!

Por Catherine Lynch nutricionista y personal trainer http://www.catherinelynchtraining.com

 

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te pierdas nada!
comprar-ahora