“Quiero poder llevar mi cámara en el bolsillo del chaleco… ¡nada de equipos pesados y voluminosos!”
¿Os suena eso? A mí me lo han dicho a menudo. ¿Qué ventajas y desventajas tiene usar solo el flash propio de nuestra cámara?

VENTAJAS
– El tamaño ¡sí importa!… y, por lo general, al bucear queremos mantener nuestro equipo lo más compacto y pequeño posible.
– El funcionamiento en modo automático es mucho más preciso que añadiendo cualquier flash externo. La medición de la luz no depende de la perfecta conducción lumínica que pueda tener, o no, el cable de fibra óptica. Al venir directamente del flash de la cámara permite un control TTL perfecto.

DESVENTAJAS
– El uso del flash propio de la cámara nos limita a un rango de distancias muy corto, debido a la relativamente poca potencia que tienen esos flashes incorporados en las cámaras.
– El hecho de estar integrado en la misma carcasa, a muy poca distancia del eje óptico, nos impide evitar el reflejo de la luz del flash sobre las partículas en suspensión que puedan flotar delante de la lente. Eso limita su uso a condiciones con el agua muy clara y limpia.

Lee el artículo completo de Arturo Telle en tu revista Buceadores #113 de agosto 2017 ¡Ya en kioskos y online www.totalsubmedia.es!

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te pierdas nada!
comprar-ahora