Disponer de tu propio equipo es un factor importante para disfrutar con comodidad del buceo. El regulador es una de las piezas más importantes del equipo y en la que es más recomendable invertir. No hay que olvidar que el regulador es nuestra “línea de vida” bajo el agua, por lo que hay que poner mucho interés a la hora de elegir el más adecuado a nuestro tipo de buceo y las condiciones del mismo.

…Y MUCHOS MÁS!!!

Tu elección dependerá de si buceas en aguas tropicales, templadas o frías. Si te encanta el buceo profundo, deberás tener en cuenta si el regulador es o no compensado. Hoy en día, gracias a los exigentes estándares normativos, se puede afirmar sin tapujos que no hay ningún regulador deficiente en el mercado. Las diferentes prestaciones -y, consecuentemente, los precios- las marcan el diseño de los mecanismos, la creatividad técnica, las soluciones constructivas, el uso de materiales, la comodidad del esfuerzo respiratorio, la ergonomía y cómo no, su apariencia estética y su atractivo visual.

Lee el artículo completo de Ramón Roqueta y no te pierdas todo el completo dossier en tu revista Buceadores #113 de agosto 2017 ¡Ya en kioskos y online www.totalsubmedia.es!

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te pierdas nada!
comprar-ahora