Una cámara terrestre de amplias prestaciones, no inundable hasta 60 m de profundidad y con una buena fuente de iluminación: el sueño de todo fotógrafo submarino.

Veamos por qué, además, puede satisfacer a un amplio rango de fotógrafos: desde el amateur al más exigente.

… una cámara estanca dentro de una caja estanca… ¿Os imagináis? Es imposible inundarla. ¡No puede ser más genial! Pequeña, ergonómica, con tacto rugoso para evitar que resbale, fácil de utilizar con una sola mano, con amplia pantalla trasera, 4 cómodas teclas tipo piano y una rotativa que da acceso a todo los mandos de la cámara interna…

Lee el test completo en tu Buceadores de junio #112, de la mano de Xavier Safont.

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡No te pierdas nada!
comprar-ahora